whatsapp icon
Publicado
16/9/2022

El panorama digital en América Latina en tiempos de Covid

Tendencias y cultura
UX/UI

Con la llegada de la pandemia del COVID-19, América Latina se ha visto en la necesidad de acelerar sus procesos de digitalización para mitigar el impacto negativo de esta situación.

Para nadie es un secreto que, previo a este escenario, estos procesos en la región han sido lentos en comparación con el panorama global.

Inicialmente, esta transición en América Latina se refleja principalmente en las empresas. Muchos de estos, tienen como objetivo digitalizar sus procesos tanto internos como externos, sin embargo, suelen hacerlo con cierto escepticismo, debido a que son procesos intangibles en los que no se percibe un resultado inmediato. Esto hace que, en muchos casos, las empresas no dediquen los esfuerzos suficientes a innovar, crecer y mejorar a partir del uso de la tecnología, y que su atención se centre en ello cuando esos procesos han funcionado y están generando resultados positivos en otras empresas.

Cabe recalcar que el uso de la tecnología no solo debe ser ofrecido por la empresa a los clientes sino también a la misma empresa, con el fin de implementar metodologías ágiles que permitan mejorar los procesos internos y aumentar la productividad de los equipos, generando así mejores resultados. Aunque muchas de las empresas apenas están adoptando estos cambios, la gran mayoría es consciente del impacto que genera en los negocios, por lo que gran parte de las inversiones actuales (alrededor del 75%) se están dedicando a TI, con el fin de adquirir la infraestructura, el talento y los recursos necesarios para dar ese paso adelante. Es bien sabido que aquellas empresas que no se adapten rápidamente, quedarán rezagadas ante las nuevas iniciativas tecnológicas.

A la luz del panorama general, el progreso ha sido más rápido de lo que se creía como resultado de la pandemia. Medios como el diario El País y la revista Dinero, indican que en materia de transformación digital se avanzó en tres meses, lo que correspondería a tres años. Sin embargo, a nivel mundial, se considera que este progreso aún es lento debido a la persistente desconfianza en los entornos digitales.

Además, hay sectores en los que este impacto ha sido mayor y más evidente. Este es el caso de las Fintech y el comercio electrónico, pues ante las diferentes medidas adoptadas por los países, muchos ciudadanos tienen ciertas restricciones para realizar trámites o compras por lo que se recomienda realizar estos procesos a través de plataformas digitales.

Por otro lado, en esta importante etapa de transformación que atraviesa América Latina, hay varios sectores que están enfrentando cambios importantes como el educativo y el laboral. Este último ha venido para quedarse. Hoy en día, muchas empresas se están teniendo que adaptar a esta nueva realidad, que ha traído consigo muchos retos pero también innumerables oportunidades.

En conclusión, antes de la pandemia, la región estaba dando pasos lentos pero constantes hacia la transformación digital. La pandemia llegó a un punto crítico que nos ha obligado a acelerar mucho más estos procesos para poder adaptarnos a la nueva realidad. Aún queda mucho camino por recorrer y muchos obstáculos que superar, y para ello es importante contar con los recursos suficientes para llevar a cabo este proceso de transición, formar personas y encontrar talento humano para que podamos avanzar de manera adecuada hacia una sociedad más avanzada.

María de Buen
María de Buen
CEO @BluePixel